Momentos críticos

Hola chic@s, me ha sido imposible pasarme por aquí en estas dos últimas semanas. La verdad es que tenía en mente otro post más veraniego, pe...

Hola chic@s, me ha sido imposible pasarme por aquí en estas dos últimas semanas. La verdad es que tenía en mente otro post más veraniego, pero entre que hoy el tiempo en Madrid no acompaña mucho  y que llevamos una semana muy complicada con la mudanza, he preferido escribir este otro post con la idea de ponernos un poco al día.


Lo primero que me gustaría compartir con vosotros es mi estado o situación actual respecto a las oposiciones. Desde enero que os conté que me quedaba de una manera más definitiva en Madrid no he vuelto a comentar en profundidad sobre la cuestión. Pues bien, han pasado muchas cosas. El verano pasado comencé a tener dudas sobre las oposiciones que estaba preparando. No por nada en especial, me gustaba el temario y me sigue gustando, pero me veía sobrepasada por mis circunstancias familiares y empecé a pensar en "no poner todos los huevos en la misma cesta"; así que en verano presenté la instancia para Auxiliares Administrativos del Estado y para Administrativo de las Cortes Generales. La instancia de Auxiliares la presenté un poco por presentarla, sin mucha intención de nada, pero la segunda instancia sí que la presenté como una opción B interesante para mí.
Pasaron los meses y decidí ponerme al cien por cien con Administrativo de las Cortes Generales. En enero comencé en una academia, tanto a preparar el primer como el segundo examen. Lo cierto es que estaba muy contenta, tenía bastante reparo con el examen tipo test al venir de una opos muy distinta y lo cierto es que me ha gustado el sistema porque me da seguridad. Me explico: hay menos matices que en un oral o en un primero como el de TAC. Es decir, hay una respuesta correcta y ya, o te lo sabes o no. No sé, tal vez sea simplificar pero me ha gustado y no se me ha dado mal.
Salió la fecha de examen un poco antes de lo esperado, tuve el examen el 28 de mayo, salí contenta, pero la alegría duró poco. El examen fue un domingo y el lunes salía la plantilla provisional de respuestas.Y bueno, aquí sí se puede decir que ha pasado una de esas cosas que ningún opositor cree que le vayan a pasar a él. Os cuento: el primer examen consta de tres partes, con 40 preguntas cada una.El corte de la convocatoria es 20 en cada una de las partes, lo que viene siendo un 5 de toda la vida. Pues bien, en el Bloque A y C obtuve 28,5 puntos respectivamente y en el Bloque B 19,5. Pero no queda ahí la cosa, es que en el B tenía corregida una pregunta ( la única de todo el examen que cambié) y la había corregido para ponerla mal. Con lo cual, de los 21 puntos (porque cada respuesta errónea resta 0,5) con los que hubiera pasado el corte inicial de la convocatoria y me hubieran podido hacer media con los otros dos bloques, me quedé con mis 19,5 y fuera del corte.

Os podéis hacer una idea de cómo fueron esos momentos: estaba histérica, corregí veinte veces la plantilla, le envié una foto a una compi de la academia para que ella me lo corrigiese también porque es que yo ya no veía ni el papel. Por suerte, ese mismo día tenía un compromiso profesional. Como muchos sabéis, desde hace un tiempo me dedico a la comunicación gastronómica y ese mismo lunes tenía una reunión.
Eso fue muy bueno, porque con todo mi bajón tuve que salir de casa y aparentar normalidad. 
No os voy a negar que pasé algunas noches malas en las que me costó conciliar el sueño y en las que la maldita plantilla y ese cambio de última hora me cortaban la respiración.
Por el día estaba bastante bien, intentaba mantenerme ocupada y relajarme a ratos, pero las noches eran lo peor.


Como en unos días llegó mi cumple, el disgusto se diluyó un poco entre celebraciones, tartas y regalos. 

Cuando pasó el finde de mi cumple, ya de lo que tenía ganas era de irme a ver a mi padre. Llevaba un mes sin ir, y la verdad es que cuando llevo tres semanas sin ir ya le empiezo a echar mucho de menos y me invade la intranquilidad. También es que es muy difícil, porque como ya casi no puedo manteneruna conversación  telefónica con él, la distancia y la separación se hacen aún más palpables.

Pues bien, me marché a casa, pero mirando diariamente a ver si salía la lista de aprobados. Cosa que no pasó en los 18 días que estuve en casa.
Esos días fueron raros, no puedo decir que fueran ni buenos ni malos. Allí la oposición se queda muy chiquitita, se queda escuálida, pierde casi toda su importancia. 
Durante esos días me ocupé de cuidar a mi padre, de hacer una limpieza general y a fondo  de la casa, de trabajar en las redes sociales de los restaurantes de los que me ocupo, de leer, de hacer ejercicio, de ver la primera temporada de Girlboss y, claro, de mirar compulsivamente a ver si la lista salía.

A ver, yo sabía que por mucho que impugnaran era prácticamente imposible que yo apareciera definitivamente en esa lista porque las preguntas yo las veía "muy bien atadas", tampoco me pareció que el examen fuese difícil. Es decir, si te lo sabías bien, podías contestar cómodamente las preguntas. En fin, me hubiera faltado un mes más y muy probablemente hubiese llegado al corte.

Volví a Madrid con una sensación agridulce y un montón de sentimientos encontrados.Allí en casa hay momentos muy difíciles debidos a la enfermedad de mi padre, pero también también hay momentos gloriosos en los que veo a mi padre contento y en los que me encuentro satisfecha de ser capaz de ocultar mi tristeza por su estado frente a él.
En fin, llegué a Madrid contenta por el reencuentro con OpoNovio y decidimos tomarnos ese finde un poco libre; ya que la semana siguiente tocaba mudanza y no iba a haber tiempo de ocio.

Ya os contaré lo que hicimos durant ese finde, porque ahora prefiero centrarme en haceros un resumen más general de la situación.

El lunes 26 de junio comenzamos a empaquetar nuestras pertenencias y el 28 ya hicimos la mudanza, pro como cuando llegamos la obra no estaba terminada pues no pudimos ni quedarnos en la casa ni comenzar a desembalar nuestras cosas. 
Tampoco le quiero dar mucho bombo a esto, porque han sido unos días complicadillos y como ya estamos viviendo en la casa nueva no quiero ni pensar ya en ello.
Nos fuimos a casa de los padres de OpoNovio y ya el sábado por la tarde pudimos empezar a desembalar y colocar nuestras cosas.
Como nos veníamos  prácticamente sin muebles porque los antiguos los vendimos casi todos por Wallapop y los que no fuimos capaces de vender los donamos, pues los muebles nuevos han ido llegando en estos días:sofá, mueble del salón, sillas...
Ahora mismo la situación ya está medio controlada y ya hemos podido comer en casa algunos días, a pesar de que los obreros siguen viniendo por casa a hacer retoques. 
Algunos me habéis preguntado si habrá House Tour, pues la intención es que sí lo haya. La idea es enseñaros en vídeo la casa en cuanto esté un poco presentable, pero también os aviso que no va a estar decorada. Es decir, la ensañaremos  más con la idea de que veáis el antes y el después de la reforma.

Volviendo al tema de las opos, también en este mes tenía que decidir qué iba a hacer. Para los que no conozcáis mucho la opo de Administrativo de las Cortes Generales, se trata de una opo que no sale todos los años, sino que sale cada tres años más o menos por el histórico que yo he podido ver; así que no es una opción para mí ahora mismo.Pero tampoco quiero volver a TAC por varios motivos: casi no me puedo ir a casa de mi padre y eso me hace estar mal, tendría que dejar el trabajo de comunicación gastronómica y no quiero hacerlo porque me encanta y me viene fenomenal el dinero y porque no estoy dispuesta ahora mismo a hacer el sacrificio que supone preparar una oposición del Grupo A1.
Por otro lado, tengo ya ganas y necesito a nivel personal tener un empleo estable y dejar de estudiar o estudiar otras cosas diferentes. 
Como os comentaba, presenté la instancia para Auxiliares del Estado, pero de ese examen me echaba un poquillo para atrás el psicotécnico. Así que en los días que estuve en casa de mi padre me hice con un libro de psicotécnicos de esa opsición y me ponía a ratillos con los ejercicios. La verdad es que me han parecido entretenidos para hacer y que compensarían muy bien el hecho de tener que memorizar leyes.
Para no enrollarme más, mi idea es preparar esta oposición. El temario es bastante similar al de Cortes, aunque son menos temas, pero los Cortes de examen de las últimas convocatorias han sido altísimos. Está por salir la OEP, y a ver con cuántas plazas nos sorprenden.

Sé que algun@s no entenderéis el hecho de pasar de un A1 a un C2, pero como he dicho muchas veces "más sabe el tonto en su casa que el listo en la ajena". Yo a nivel mental necesito una recompensa por los esfuerzos realizados. No digo que esta oposición sea fácil, porque oposiciones fáciles no hay; pero el temario es menos extenso y muchas de las cosas que entran (Constitución, Ley 39/2015...) no me son ajenas.
Mañana me vuelvo a ir a casa y mi idea es retomar ya allí el estudio en la forma y manera que se pueda. Llevo ya un mes sin estudiar y lo cierto es que podría decir que lo echo hasta de menos.

Ya tengo fichada la academia para empezar en septiembre, y el verano estará compartido entre Madrid, casa de mi padre y unos días de vacaciones en agosto. 
Mi primera idea era comenzar en julio en la academia, pero la verdad es que entre que la mudanza se ha retrasado un montón, que quiero aprovechar para ver más a mi padre ahora que  el examen está aún un poco lejos y que en agosto nos vamos de vacaciones, he preferido empezar a coger carrerilla por mi cuenta y ya en septiembre comenzar las clases.

Si os he contado todo esto así tan detallado es porque creo que está bien poder leer historias reales contadas en primera persona y ver que hay vida más allá de una nota de corte. No sé, he tenido muy mala suerte con este examen, pero también estoy muy orgullosa de mí porque en ningún momento bajé los brazos y lo peleé hasta el último segundo.
A veces, simplemente, no es nuestro momento. 




 



No olvides visitar

7 comentarios

  1. Yo también pasé de preparar un A1 a Auxiliares de la AGE y tuve que aguantar muchos comentarios despectivos que decían que un C2 era muy bajo. Menos mal que no les hice caso. Aprobé y he ido promocionando, ahora soy A2 y voy a por el A1. Por cierto, este año sacan Administrativo por libre, tampoco es mala opción. Mucha suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario.Sí, justo hoy vi que tal vez sacaban Administrativo por Turno Libre y me ha dado una alegría enorme.Esperemos que se confirme.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Cris,
    Mucho ánimo y mucha suerte en tu nueva andadura opositoril.

    Yo opté por un A2 porque mi situación familiar/personal no me iba a permitir la dedicación de un A1. Incluso tantee varias del grupo C por si en 2 años q tenía de paro no me salía la A2 compaginar una opo menos exigente en el estudio con trabajo (mi situación económica no me permitía seguir estudiando en exclusiva más de 2 años y poco).

    Llevas mucho camino andado y ojalá empieces a ver resultados al estudio. Q la gente diga, hable y opine, tu consigue tu plaza y sé feliz.

    Suerte hoy con la OEP que te de muchas opciones que se puedan compaginar, y con el reinicio del estudio. Estoy segura de q tienes capacidad de sobra para las opos. Ánimo y a por ello. Cuando ves tunombre en el BOE es... es.. es la leche

    Un abrazo

    carmen.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias preciosa.Sí, sí, yo a lo mío. La verdad es que ahora estoy muy tranquilita.
      Todo llega.

      Un besazo

      Eliminar
  3. En fin... Ya que borras comentarios sobre cómo te fue en esta convocatoria de ACE (mi intención era que consejos podías dar y cuáles fueron tus conclusiones) solo desearte mucha suerte a cualquiera que te presentes y consigas el objetivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No entiendo lo de borrar comentarios.Yo a esta convocatoria de TAC o ACE no me he presentado, ya las había dejado antes de acabar el año y el primer examen fue en febrero.
      Lo siento, no te puedo ayudar en eso.
      Gracias por los ánimos.

      Eliminar
  4. Te he leído de vez en cuando y me ha hecho gracia que, ademas de treintañeras y opositando, nos hemos mudado a la vez!
    Yo también he cambiado de nivel opositil, de C1 a A1, y según como vaya, volveré a las de C1, osea, que no es tan raro, al fin y al cabo.

    Mucha suerte en tu nueva etapa. Seguiré leyéndote. :)

    ResponderEliminar

Dime lo que piensas