¿Qué te aleja de tus objetivos?

Hola chic@s, no sé si seré la única, que por temporadas,  parece que está subida en una bici estática.Es decir, no dejo de pedalear pero par...

Hola chic@s, no sé si seré la única, que por temporadas,  parece que está subida en una bici estática.Es decir, no dejo de pedalear pero parece que no me muevo un milímetro de donde estaba.


Estaréis de acuerdo, si os ha pasado, que es una sensación muy frustrante y desagradable.Por esto, en una época de esas, me puse a consultar información para saber cómo eliminar o, al menos, mitigar un poco esa sensación. 
Hubo cosas que me convencieron más y otras menos o nada.Es por eso que os voy a contar lo que sí me convenció.

1.Las grandes gestas.Generalmente pensamos que para lograr algo tenemos que emplear mucho tiempo y esfuerzo. Y eso muchas veces no es así.Imagina, por ejemplo, qué cuerpo tendrías ahora si hubieses dedicado 30 minutos diarios a hacer ejercicio durante los últimos diez años.Pues eso, que muchas veces no hacemos las cosas porque creemos que requieren mucho más tiempo y esfuerzo. Y es que pensar en el largo plazo puede ser muy motivador.



2.Falta de recursos. En otras ocasiones no nos acercamos a nuestros objetivos porque consideramos que no contamos con los recursos necesarios. Me explico, si queremos, por ejemplo, aprender un idioma, es fácil de que nos autoconvenzamos de que no es posible,  porque no podemos permitirnos pagar un profesor o una academia. Pero lo importante es empezar con los recursos que tenemos o nos podemos permitir en ese momento. Siempre se puede recurrir a internet o comprar algún libro para comenzar. Más adelante podemos ver la forma de pagar algunas clases.


3.La trampa del tiempo. A veces sonos un poquito neci@s y creemos que el día de mañana nos va a "dar más de sí".Pero eso nunca es así, cada día cuenta con 24 horas que tenemos que distribuir para lograr avanzar. Una buena planificación y rutina es esencial para llegar al lugar deseado.


4.Que no te engañe tu cerebro. También ocurre que cuando hacemos memoria para avaluar un resultado, lo que recirdamis no tiene nada que ver con lo que en realidad ha pasado. ¿De verdad has cumplido con la dieta esta semana y no has adelgazado ni un gramo?. Pues eso, que nuestro cerebro trata de engañarnos.Una herramienta que mecestá funcionando muy bien es llevar un cuaderno en el que hago un seguimiento de mis objetivos, lo tenéis explicado   en otro post titulado "Un cuaderno muy especial". 


Y, principalmente, saber que si te caes y fallas es porque lo estás intentando. Se trata de ir fallando mejor. 


No olvides visitar

4 comentarios

  1. Hola! Enhorabuena por tu blog, lo he encontrado de casualidad y me encanta todo lo que he podido leer!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. De los mejores posts que has escrito.

    ResponderEliminar

Dime lo que piensas