Comer y cenar en Praga II

En el post de hoy vamos a continuar  con el periplo gastronómico por Praga que habíamos iniciado en  el post anterior (Comer y Cenar en Pra...

En el post de hoy vamos a continuar con el periplo gastronómico por Praga que habíamos iniciado en el post anterior (Comer y Cenar en Praga)

1. Maitrea: se trata de un restaurante vegetariano que se encuentra justo detrás de la Plaza de la Ciudad Vieja, y que encontramos gracias (una vez más) a la guía Lonely Planet. Tuvimos que esperar un poco para sentarnos debido a la afluencia por su ubicación, pero mereció la pena. En la carta cuentan con gran variedad de platos, tanto autóctonos como extranjeros. Nos decantamos por un gulash (que estaba tremendamente rico), hummus con nachos y una hamburguesa de la casa, que para ser vegetariana estaba muy buena, la verdad. El ambiente del sitio muy “zen”, muy tranquilo, con iluminación baja, velas… cosa que se agradece estando en pleno centro. La cena salió además bastante económica: 13€ por persona, incluyendo copas de vino y refrescos.






2. Host: restaurante ubicado al lado del castillo, y bastante escondido, ya que hay que acceder por unasescaleras “atrapadas” en una callejuela bastante angosta. Nosotros lo encontramos a través de la guía (como no podía ser de otra manera…). El sitio, sencillamente espectacular: se trata de una terraza con vistas a la parte vieja de la ciudad. Pedimos para comer un gulash “a la antigua” (muy rico) y una ensalada de salmón, ambas raciones bastante contundentes. La cuenta salió algo más cara con respecto a los sitios: unos 22€ por persona, incluyendo bebidas y postre. Destacar el servicio, ya que la mujer que nos atendió, muy agradable y nos atendió fenomenal.





3. Peperoncino: ya uno de los últimos días decimos alejarnos un poco del bullicio del centro y acercarnos al barrio de Holesovice, al norte de la ciudad, donde se encuentra el museo de arte moderno (VeletrzniPalac). Allí, buscamos otra vez sitio para comer con la Lonely Planet y acabamos en este restaurante italiano, cuyo mayor atractivo es la terraza, la cual se encuentra ubicada en el patio interior de una manzana. El patio es amplio y muy verde, así que se está muy a gusto (en especial en verano). La carta no era la típica al uso de un italiano, ya que no tenían ni pizzas ni apenas pasta. Pedimos una foccacia (que reconozco se me hizo interminable), pulpo (muy rico) y una ensalada. Y de postre, tiramisú, que la verdad que estaba bastante bueno. La cuenta salió bastante económica, por unos 13€ cada uno.






4. Letna: por último, mencionar esta terraza que se encuentra ubicada también en Holesovice, en un parque en la parte sur, ya pegado al río. Merece la pena acercarse y poder admirar las vistas a toda la ciudad que se pueden disfrutar desde ahí, mientras se disfruta de unas cervezas que puedes pedir en los puestos ubicados en la terraza

No olvides visitar

0 comentarios

Dime lo que piensas