Prioridades, urgencias y desvaríos varios

Ay Dios, que ya es miércoles y la semana se me está pasando volando. Tengo la sensación como diez veces al día de que hago cincuenta cosas, ...


Ay Dios, que ya es miércoles y la semana se me está pasando volando. Tengo la sensación como diez veces al día de que hago cincuenta cosas, pero que me quedan por hacer otras cuarenta. Y pienso, y doy vueltas, mareo la perdiz en forma de buscar métodos de organización.Al final, quito de allí para poner aquí. Pero al final, es lo que hay.

Otras veces pienso que bueno, que un día por otro: si hoy no he hecho nada en casa, mañana saco un rato y me pongo. 
Que sí, que sé que no es conveniente moverme tanto de Madrid para ir a casa de mi padre porque me retrasa mucho el estudio. Pero es que no es tan fácil. La experiencia ya me dice que es imposible dejar todo en manos de una tercera persona ajena a la familia. No sé, tal vez tampoco estemos teniendo suerte con esta ayuda extrafamiliar.
Además, yo quiero ir, me apetece.También sufro porque la situación no es agradable, pero una vez más,"es lo que hay".

El cansancio hace mella algunos días, pero yo creo que muchas veces es más el psicológico que el físico.Y, ojo, que estoy estudiando como una condenada
.

También pienso que me creo unas obligaciones excesivas en muchos ocasiones y en muchos ámbitos.Poniendo  "tengo que" , en vez de "me gustaría" antes de algunas frases,  me presiono en exceso. No sé, igual debería rebajar mis exigencias extraopositoriles y así estar algo más relajada.

Jo,es que también pienso que "no tengo remedio", que soy así y que me va a costar mucho ser menos exigente.
Soy capaz de racionalizar que a todo no se puede llegar, pero luego me da el "arrebato" y me acaba dando rabia no poder, por ejemplo, bajar media horita a la piscina o no llevar "la plancha" al día.

Hoy solo me he apuntado un par de cosas extraopositoriles en mi lista de "To Do".Digo, a ver si así aparto un poco todo lo demás y también priorizo HOY el ejercicio porque llevo toda la semana sin hacer nada. Así que hoy, que todavía es miércoles, aún puedo "arreglar" la semana en ese aspecto. 
Lo que os digo:" quitar de aquí para poner allí".

Y luego está lo otro, claro, que llega un momento que también necesito ver la calle.Vamos, que soy humana y todavía es verano. Y después de estar activa desde las 8 de la mañana, pues llega una hora ( a eso de las 8 de la tarde jeje) que también le pide a una el cuerpo darse un paseíto o ponerse mona e ir a terracear un rato. Confieso que a veces prefiero salir porque si me quedo en casa,  no paro de hacer hasta la hora de ir a dormir o cuando ya las fuerzas me abandonan.

¿soy yo sola ? ¿O nos están haciendo mucho daño las frases motivadoras? ¿De verdad podemos con todo? ¿Cumplir el planning de estudio, hacer deporte, tener la casa como una patena, ser la novia perfecta, la hija perfecta, la amiga perfecta...?.
No lo tengo muy claro.De momento,me autoregalo un ratito de gym y seguiré "quitando de aquí para poner allí". 





No olvides visitar

0 comentarios

Dime lo que piensas