¿Estás enganchad@ a la opo?

Hoy vengo con un tema durillo.No sé si porque es domingo por la tarde y llueve y hace viento;o porque esta cocorota mía que no para me juega...

Hoy vengo con un tema durillo.No sé si porque es domingo por la tarde y llueve y hace viento;o porque esta cocorota mía que no para me juega estas malas pasadas a veces.

Sea como fuere,yo siempre he escrito para exhortizar mis demonios.Y esta vez no va a ser distinto.
Tal vez este post esté más orientado a l@s que llevéis ya tiempo opositando (como yo).Es decir,creo que seréis vosotr@s l@s que os sentiréis más identificad@s.
Tengo un poco enmarañadas las ideas,pero espero lograr que entendáis lo que deseo compartir.

Por un lado, empiezo a sentirme mal por no generar dinero.¿Y es que hasta ahora no lo hacías,bonita? Pues no.Hasta hace relativamente poco me sentía cómoda en mi papel de "mantenida" (con recursos ajenos y propios).Pero ya no es así.
Hasta aquí todo normal,supongo.
El dilema se me presenta cuando me doy cuenta de que me he acostumbrado a esta vida,con lo bueno y con lo malo.
Puede sonar contradictorio porque esta situación,en la que no genero euros,en ls que no tengo compañer@s de trabajo ni cenas de Navidad,es la única vida que puedo recordar nítidamente.
En fin,me acuerdo de mi etapa como trabajadora,pero ya como algo ajeno a mí.Es decir,sé que era yo la que iba a su trabajo cada día pero todo eso ya me queda lejos.

También sé ,lo noto,lo presiento,que necesito ya aprobar ,salir de esto.O no aprobar (no lo contemplo,pero ahí está) pero cambiar de vida.Y es que lo noto,lo siento,estoy "enganchada" a esta vida de estudiante eterna.Me doy cuenta como solo me siento plenamente comprendida con otr@s compis,más que antes,y eso me incomoda.Noto que me molesta sobremanera que me pregunten si tengo ya fecha de examen.

Y ¿sabéis lo que me da más miedo? Que este "enganche" a la #OpoVida (con todas sus contradicciones) presiento que encierra un temor aún mayor: el miedo a aprobar .Sí,sí;como lo leeis.Porque,en definitiva,los problemas de la opo son problemas ya conocidos ,pero los que vengan tras la plaza (benditos problemas, pensaréis los que estéis en otra #OpoFase) ya no lo serán tanto.

Porque,sí,querid@s OpoCompis,sacar la plaza no nos va a eximir de sufrir y padecer como el resto de los mortales.Probablemente,hemos idealizado el conseguirlo.No me malentendáis,será genial,estupendo y apoteósico.Pero,pasado un tiempo (a todo se acostumbra un@) ¿seremos más felices?.
Bueno,yo a la plaza no le pido felicidad ,le pido otras cosas ( satisfación personal,estabilidad,la oportunidad de demostrar mi potencial...) .Pero aún así.

Por un lado anhelo incorporarme a una vida plenamente activa,conocer más,ver más gente,aprender otras cosas .Pero,por otro lado,también se me pasa por la cabeza haber idealizado la obtención de la plaza y sentirme como pez   fuera del agua.

Espero no ser la única bicho raro,y que algun@ me entendáis.Aunque,probablemente,mañana se me haya pasado.


No olvides visitar

17 comentarios

  1. Últimamente ese pensamiento viene de vez en cuando a mi cabeza... también tengo ese temor a q "no sea lo q espero tener plaza", e incluso a veces pienso si sabré trabajar de otra cosa despues dr este parón laboral de opositora (despues de 10años de abogada y tecnico de rrhh me embarqué en esta aventura)
    Pero a la vez sé q es mi última oportunidad. Yo sé q esta convocatoria es la ultima de opositar solo (se me acabn los ahorros de mis años currando!!). Pero tb sé q aunq sea trabajando intentaré seguir de alguna manera, porq mi experiencia en el mundo laboral (en la q quiza no he tenido suerte) me hace querer ser funcionaria por todos los medios. Conseguir una plaza, aun no siendo lo q espero, se q sera mejor q lo q ya he tenido!

    Ánimo!! A lo q lleguemos, q nos haga felices. Y que nos quiten lo aprendido.

    Un beso!

    Carmen.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay qué bien me entiendes tú siempre!
      Igual pienso yo,funcionario por encima de cualquier cosa.
      Podremos,ya verás.
      Tengo el día muy tontorrón.,ains.
      Besazo

      Eliminar
  2. Los opositores tenemos muchas comeduras de tarro por esa parte te entiendo. PERO benditos problemas lOS POSTERIORES A APROBAR LA OPO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí,supongo que sí.Que después será menos estresante.

      Eliminar
  3. Es un poco el Síndrome de Peter Pan, ¿verdad?

    Pero saldremos...saldremos de todo esto sin miedos (o venciéndolos!)

    un abrazo enorme!!

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Es normal. Pensamos mucho las cosas. Pero con un poquito de perspectiva y viendo como está el panorama laboral... lo que viene despues no será facil, pero compensa y mucho. Un besazo guapa. Animo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí,que el panorama está regular.
      Un beso

      Eliminar
  6. Yo te entiendo perfectamente, como ves no eres la unica.
    Después de estarte leyendo mucho tiempo hoy me he decidido a escribirte, como anónimo.
    Yo estoy preparando las opos y trabajando y me esta resultando muy costoso.
    Para mí la opo representa una via de salida al trabajo que hago y que me amarga la existencia... (tal cual) pero hoy he tenido un momento de bajón y de "agobio" pensando en que tal vez no sirva ni para una cosa ni para la otra y prefiero no pensarlo...
    Animo, seguiré leyendote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es normal verlo todo mal en algún momento,pero el secreto es seguir luchando.
      Muchas gracias x leerme y comentar.
      Ánimo!

      Eliminar
  7. Los pensamientos que reflejas en tu entrada los hemos tenido tod@s durante los psicológicamente duros años de preparación de oposiciones.

    Cuando se supera esa fase, uno piensa que malgastó mucho tiempo pensando cosas que no puede controlar...y que quizás podría haber dedicado a estar "más en paz con uno mismo" para así afrontar mejor los exámenes o a prepararse mejor.

    Mi opinión personal (con la humilde experiencia que me da haber estado muchos años en la brecha opositora, en un contexto muy duro, donde mis pensamientos eran mi peor enemigo, y hoy estoy al otro lado de la línea de meta, en mi puesto de trabajo como funcionario de carrera): no malgastes energía y concéntrate en el objetivo.

    mucho ánimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el consejazo.
      El contexto hace mucho,la verdad!
      Un abrazo

      Eliminar
  8. A veces nos comemos demasiado la cabeza! Mi preparador siempre dice que la oposición engancha porque es lo único que sabemos hacer. Y aunque suene raro sé que el día que deje de estudiar lo echaré de menos!!

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  9. Yo también te entiendo.
    Cuando llevamos tanto estudiando y todos los días son prácticamente igual nos creamos nuestra propia zona de confort, donde sabemos lo que va a pasar todos los días (hoy voy a estar aquí estudiando y mañana también, y al otro también...). El problema de esta zona es que se va a terminar (con un aprobado o no, pero confiemos en que sea con el aprobado). Quizás otras personas no tengan este "problema" tan latente: por ejemplo, si estoy trabajando en un sitio medianamente fijo se puede acabar pero no tiene porqué hacerlo. En nuestro caso es un sí rotundo, se va a acabar en algún momento y nos tendremos que enfrentar a cosas totalmente nuevas. Algún día tendremos que romper con esta rutina brutal que nos imponemos y lo haremos de golpe.
    Una amiga que aprobó este año sus oposiciones me dijo que la primera semana se sentía como vacía. Se levantaba y pensaba: y ahora qué? Si no tengo nada que hacer.
    Pero volveremos a acostumbrarnos a lo que venga. Creo que si algo demuestran todos los opositores es la capacidad de adaptación a cualquier cosa que pueda venir.

    Y sobre lo de que no nos sentimos tan comprendidos por nadie salvo por opocompis... Totalmente cierto. Siempre que conozco a algún opositor se crea desde el inicio una especie de vínculo en el que nos miramos y decimos con la mirada "se lo que estás pasando, te entiendo" jajaja, a mi me resulta muy curiosa esa sensación.

    ResponderEliminar
  10. Yo tambien soy opositora. Este año es mi segundo opositando, y la verdad que no lo llevo nada bien . Me agobia la situación de no tener ingresos, de ver cómo se me escapa el dinero en la academia para luchar por algo que me parece casi imposible de conseguir. Esta actitud viene por los resultados de este ultimo año, que tras dedicarlo entero a la oposición el esfuerzo no se ha visto nada compensado. Esto me hace aun más duro mi día a día. Espero que mis ánimos vayan subiendo y sacar lo positivo. Quiero pensar que algún día, y espero que sea pronto, que este esfuerzo económico, mental, físico, sentimental.. Se vea recompensado.

    ResponderEliminar
  11. A mí me pasa igual, llevo pocos meses opositando, pero soy una persona muy creativa y no puedo parar quieta. Mi problema es que cuando aprendo un trabajo, se me hace monótono y me aburro y me siento muy vacía y poco valorada por mi misma primeramente... Y la duda de pensar en sí me pasara eso al sacar plaza, a ver cómo sería mi vida con el mismo trabajo para toda la vida.... Y más con las consecuencias de cambiar de casa, de colegios mis futuros hijos, trabajo de mi marido... Es complicado. Pero el sacar plaza da una seguridad, estabilidad y tranquilidad tan grande, que es difícil no seguir luchando.
    Sólo son momentos de bajón, como me dice mi marido, no te adelantes a los acontecimientos y vive ahora lo que te está tocando vivir, que lo que tenga que ser, será y ya lo viviremos y nos adaptaremos.
    Asique no pienses en que eres mantenida o no, porque todos tenemos una función, por ejemplo, mi marido es pintor y trabaja todo el día y hay días que me da muchísima pena y me cambiaría por él, porque yo estoy muy calentito y agusto en casa...pero como él dice: yo me encargo de eso y tú de mantener limpia la casa, de economizar, comidas, compras.... A él le hago un mundo porque no dispone de tiempo para hacer muchísimas cosas. Asique hay ratos que me veo "mantenida" pero en verdad, ser ama de casa y opositora es un trabajo también y es lo que toca hacer ahora, dentro de un tiempo, Dios dirá.
    Un beso muy grande, Mafy

    ResponderEliminar

Dime lo que piensas