Comer en El Bierzo

En esta ocasión vamos a  abriros la ventana con vistas a  El Bierzo,  región  noroeste de León en la que hemos estado  recientemente ,  y  e...

En esta ocasión vamos a abriros la ventana con vistas a El Bierzo, región noroeste de León en la que hemos estado recientementeen la que hemos podido disfrutar de su gastronomía en todo su potencial. Y digo potencial porque la comida allí es bastante contundente, a la par que rica. Empecemos:

1.- Palacio de Canedo: lugar de obligada visita, ya no sólo por lo espectacular que es el sitio (antiguo palacete reformado con un faldón de viñedos en la parte inferior, a modo de “jardín”; absolutamente de ensueño), sino porque en su carta ofrecen un completo repertorio de platos bercianos de los cuales pudimos rendir cuenta: el mítico botillo, pimientos asados con ventresca (deliciosos) y chorizo al vino con cachelos (riquísimos). Lo acompañamos con vino Mencía de maceración francamente rico, un pan que estaba de muerte, y cerramos con unos postres espectaculares (filloas y tarta de Santiago, entre otras cosas). La cuenta salió por unos 25€/persona. Claramente este sitio fue el triunfador del viaje. El lugar es una pasada, el palacete está muy bien reformado y cuidado (ojo, no me llevo comisión del local!), atendiendo hasta el más pequeño detalle, el dueño en persona (Prada) se acerca amablemente a las mesas a preguntar si todo va bien. Hasta los baños eran espectaculares (tipo baño medieval, con vistas a los viñedos, absolutamente asombroso). El palacete cuenta además con una tienda de productos típicos de El Bierzo (bastante caro todo, por cierto), hotel rural, puedes entrar a ver las bodegas y almacenes… Un must” de la zona en toda regla. NOTA: el sitio está ubicado cerca de Cacabelos, donde por cierto hay otro restaurante del mismo dueño (en realidad de su ex mujer, ahora) llamado La Moncloa, en el cual estuve hace unos años y la verdad que merece también la pena


2.- 4 Bocas: lugar de tapas en pleno corazón de Ponferrada, en la plaza de la Iglesia de la Encina. Fuimos ya que en Tripadvisor lo ponían muy bien. Después de la comida del Palacio de Canedo no nos quedaba mucho hueco en el estómago para la cena, así que optamos por buscar un lugar de tapas. Pedimos sólo un par de raciones: setas con jamón, bastante ricas, y chipirones a la plancha, que sinceramente no nos gustó demasiado (estaban un poco secos/duros). Ciertamente el servicio fue un poco lento (la terraza estaba llenísima) pero el camarero estuvo muy agradable y se disculpó e incluso nos invitó a unos chupitos. El precio salió por unos 10-12€ por persona, creo recordar

3.- El Espino: mesón ubicado en el pueblo del mismo nombre, cerca de Vega de Espinareda, y localidad en la que probablemente he comido el mejor pulpo a feira de toda mi vida… y he probado mucho (que me disculpen los gallegos!). El Espino es conocido en la zona por celebrase desde antaño una feria los días 1 y 15 de cada mes. Cuando yo iba de pequeño íbamos en verano como quien iba al parque de atracciones (o al zoo mejor dicho) ya que estaba todo lleno de animales para la venta, y de puestos tipo rastrillo, con la guinda de los puestos de pulpeirasdonde podías deleitarte con el sabroso pulpo a feira. En esta ocasión, comimos el ansiado pulpo, absolutamentedelicioso (muy tierno y con el toque justo de sal y pimentón), y de segundo churrasco, muy rico también pero en cantidades honestamente descomunales (pedimos dos raciones entre 9 y no pudimos terminarlo…). El precio no llegué a verlo pero no creo que pagásemos más de 15€ por persona


4.- Bombardier: nos acercamos a la terraza de este bar por su inmejorable ubicación: justo a la falda de las murallas del castillo templario de Ponferrada. El sitio muy agradable, con césped natural, y muy fresco, al estar a la sombra de la muralla (si vamos por la tarde). Justo al lado hay un restaurante, Las Cuadras, que comparten terraza, y en el que he estado en un par de ocasiones en el pasado, muy recomendable, tanto por ubicación como por carta. Si no vamos en verano, el interior es muy agradable, decorado en plan rústico


5.- Martina Gin: bar de copas situado al lado del Bombardier/Las Cuadras, en una pequeña plaza donde está el museo de la radio de Luis del Olmo, en frente del castillo templario. Nos acercamos para tomar una copasdespués de cenar ya que tenía buena pinta. Por dentro está muy nuevo y decorado en plan moderno. Las copas creo recordar que salieron por unos 6,5€, así que comparado con Madrid bastante bien


Y aquí se acaba nuestro viaje gastronómico por El Bierzo. Si algun@ tenéis la oportunidad de ir por la región os lo recomiendo enormemente, si os gusta la montaña y los entornos rurales y/o históricos, la zona tiene muchos lugares que visitar (las Médulas, los Ancares, multitud de puntos de interés del Camino de Santiago), la gastronomía es espectacular y los precios en general son bastante bajos. Abrazos

No olvides visitar

0 comentarios

Dime lo que piensas